No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

martes, 5 de abril de 2011

POSTALES/ 17

Le gustaría saber dirigir y ordenar amablemente esta etapa de vida que lleva en fría orfandad y, se repite y, se dirige y, no lo consigue. Sus días son tristes. La actuación dentro del escenario le falta colorido y le sobran muebles. Tiene miedo a fracasar en cada una de las obras que realiza. Tiene que ensayar mucho para que luego no se le olvide el papel. El guión de ésta vida está equivocado. La dejadez de hoy será un gran problema mañana. Da de sí y no puedo decir que no. Pero no atiende a sus sentimientos, se le olvidan los años que va cumpliendo. Está hecha un lío y no sabe muy bien salir de este jeroglífico en el que se encuentra perdida. Es como un laberinto, en el que la trampa siempre está al final del pasillo. Entonces se encuentra con el espejo viejo, que le dice lo que es. Una excelente actriz sin tramoyas.Y todos los días, se levanta el telón...


... Y cuando cae, algunos días recibe rosas rojas

15 comentarios:

  1. cuanta razón llevan tus bellisimas, sublimes y profundas letras, como dice esta asturiana la vida es un teatro y nosotros los actores interpretando un papel el cual no sabemos el guión ni el final. muchisimas gracias por regalarnos la riqueza de tus letras, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Bonito escrito y como dice Pedro tiene suerte.
    Las dudas entre los actores y otro tipo de artistas sobre la calidad de su trabajo son muy frecuentes y s si no llegan a paralizarlos son buenas y dan fruto,.
    La edad no perdona es cuestión de adaptarse.
    UN abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cabopá, me ha encantado el texto.
    Qué bien expresas los miedos al fracaso, a no estar a la altura, a no llegar, a la vejez... ¿Acaso alguien sabe dirigirse a sí mismo? Si fuéramos capaces de observarnos como a extraños y no nos doliera adentro...
    Enhorabuena por el texto.
    La foto como siempre: preciosa.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado Carmen. De lo mejorcito que te leí. Muchos besos y enhorabuena por esta entrada.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Bonitoo!
    No sé si estás hablando de tu madre, pero lo imagino por tus anteriores entradas. Este relato es muy tierno y me ha gustado mucho.
    No es tan triste la vejez cuando se tiene una hija que la cuida y de vez en cuando le regala rosas.
    Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  6. Lo malo es que a lo largo de nuestra vida tenemos que interpretar diferentes papeles (hijo, padre, madre, abuelo, jefe, subordinado, bueno, malo, juez...) y a veces se nos olvida el texto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Un texto existencial y de los que dan mucho para pensar.
    Esas rosas rojas que lo ilustran auguran éxito final. Ojalá toda vida lo obtuviese.
    Un besico

    ResponderEliminar
  8. Dichosa aquella mujer que, sin representar papel alguno, recibe esas rosas rojas al amanecer de una noche sin sueños.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Un poeta de nuestra tierra, Polo de medina, escribió unos versos a una señora ya entrada en años que se miró al espejo y al no agradarle la imagen que le devolvía lo hizo añicos: "En qué el espejo te agravia / siendo el tiempo quien te ofende".

    Qué bien has descrito los estragos que nos causa el envidioso tiempo, siempre huyendo y siempre haciendo su trabajo. No descansa.

    Besicos.

    ResponderEliminar

  10. · Pues debiera recibir rosas todos los día, y unos bombones, que estimulan bien... y más cosas, que la imaginación es libre.

    · besos inclinados

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  11. Miedo a continuar sin equivocarse, pero ¿dónde está el error?

    ResponderEliminar
  12. ...Y le sobran muebles ¡auténtico!, ¿o trastos?...al final y a la postre todo son trastos.
    Me ha gustado mucho este relato escénico.
    Mi blog está cabezón, no me deja comentar, no sé porqué en algunos blogs como el tuyo y también el de mi hermana Rosario, no me selecciona el perfil ¿tu sabes por qué?.
    Ya se cortar y pegar, gracias, aunque todavía no se llevarme nada a mi blog.
    Ahra vengo!!! si me dejan.

    ResponderEliminar
  13. Quizás el error esté en no intentar todos los días HACERLO.

    ResponderEliminar