No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

lunes, 13 de enero de 2014

EL RUMBO DESEADO


A propósito de las calmas de enero. Cabopá
En el laberinto de los sueños siempre camino hacia el mar. La brújula no se equivoca, allí está mi norte.

15 comentarios:

  1. Y desde el interior mis ojos se vuelven a tus fotos, hasta mi norte que es tu mar...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me gusta lo que dices, Rosa!
      Besicos

      Eliminar
  2. La claridad siempre viene del norte, y las nubes también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Calmas, dices. Y aquí sin soltar el paraguas para que no se vuele.
    (Mi envidia de siempre, ya sabes)

    ResponderEliminar
  4. Un norte azul que esconde tal vez tierras a donde muchos de los nuestros se dirigen para buscarse un futuro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Con esas vistas no me haría falta saber dónde está el norte. Me quedaría en la terraza perenne sin moverme.

    ResponderEliminar
  6. No conozco a persona que le guste más el mar que a ti. Con brújula o sin ella sé que siempre serás capaz de encontrarlo. (Por cierto, yo en la terraza aguantaría cinco minutos.... son cosas de los que vivimos bajo cielos grises, en cuanto nos da el sol.... necesitamos la sombra....) Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Tener una terraza con vistas al mar es una maravilla, con razón tienes esos pensamientos tan bonitos.
    Feliz año amiga y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá fuera mía esa terraza! Amiga Rosario...
      Besicos

      Eliminar
  8. ¡¡Un abrazo Carmencica, y feliz mar!!

    Y gracias por traernos esos regalos azules... :)

    ResponderEliminar
  9. Estuve esta mañana admirando esta preciosa vista desde tan lindas azoteas, pero me llamaron y no te pude decir nada. Mi sueño siempre es el mar, quizás porque lo tengo aún más lejos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. El mar primigenio y sabio, serenidad para nuestras vidas.
    Cabopá, besitos.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho esa foto Carmen. Las líneas, el azul, muy bonita.

    ResponderEliminar
  12. Y como no ir hacia el mar, no es posible asumir otra meta.

    preciosa luz,

    Besos

    ResponderEliminar

  13. Tienes razón. El norte está donde uno quiere. Siempre que se pierde el norte es porque hay una brújulña por medio que se empeña en torcer nuestros destinos.
    Bonito horizonte... de tiralíneas.

    · BB·HH

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar