No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

viernes, 15 de septiembre de 2017

TACTO


Las copas palpitan entre los silenciosos brillos del aparador. Oyen la llave y dejan de temblar. Saben que pasará su mano por ellas. Se estremecerán. Sobre la mesa siempre un ramo de claveles, un libro, un cuaderno y un buen caldo. Conocen su tacto dulce, como ella, cuando él la transporta de la cama a la silla de ruedas cada día. Hoy, escribiremos.


Un microrrelato encontrado en mis papeles sueltos.

1 comentario:

  1. Hermoso y tierno, Carmen.
    Escribe hoy y todos los días.
    Un abrazo

    ResponderEliminar