No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

domingo, 3 de octubre de 2021

A PROPÓSITO DE LA FERIA DEL LIBRO. MURCIA 2021

En mayo, Rubén Castillo Gallego. Profesor y escritor hizo una reseña sobre mi libro "12 Meses" en su blog: Librario íntimo 



 12 meses 

 No sé si la autora se mostrará conforme con mi impresión. No sé tampoco si lo harán los posibles especialistas en poesía que tengan la curiosidad amable de leer estas líneas. Pero yo creo que un libro de haikus es lo más parecido a un Louvre del corazón. Y no lo digo como punto de partida para construir frases aparatosas o bonitas a partir de esa idea, sino como la conclusión a la que he llegado después de leer un buen número de ellos. En cada haiku, si su espíritu es honesto y renuncia a las meras trampas de la eufonía, reside un espacio diminuto de belleza, una condensación de silencio, un cosmos de sabiduría humilde. Y lo más inteligente que se puede hacer cuando se lee cualquiera de esos diamantes líricos es concentrarse en su aleph de hermosura, dejarlo que nos recorra por dentro, permitirle que nos empape y que nos transmita su honda música callada. Por eso comparo todo gran volumen de haikus con las pinacotecas: porque no resulta inteligente avanzar pos sus salas con rapidez, desplazando los ojos de cuadro en cuadro, saltando de Monet a Rembrandt, de Da Vinci a Delacroix, de Caravaggio a Vermeer, como si quisiéramos llegar pronto a la puerta de salida. Cada lienzo (cada haiku) nos pide atención y pausa; y si somos capaces de concedérselas, nos dejará su impronta para siempre.

En el libro 12 meses, que el sello La Fea Burguesía le publicó a Carmen Martínez Marín en 2020, todo lo anteriormente anotado adquiere unas dimensiones de prodigio. Con delicada ceremonia, la escritora va miniando cada verso, cada arista de sonido, cada tono cromático; y el resultado es embriagador. Hasta el punto de que, cerrado el tomo, no se sabe muy bien si está compuesto por hojas (como el resto de libros) o por pétalos. Como “el mundo está lleno de intemperie” (p.73), merece la pena que entren y hagan la prueba.


Agradecida, amigo Rubén

Nunca es tarde.


lunes, 14 de junio de 2021

PERICIA

 

FotoyRelato Cabopá


En una calle ruidosa, temprano, sin mucho tráfico todavía. Cuando los semáforos parecen no tener prisa. Allí estaba la pintora ambulante. Al aire, en equilibrio y con la firmeza de quien sabe lo que hace. Dibujaba. Nadie reparaba demasiado en ella. Él la esperó a que terminara y luego le enseñó la foto. Cogidos de la mano siguieron su recorrido por la ciudad plácidamente.



lunes, 7 de junio de 2021

AROMAS DE JAZMÍN




Si la mirada capta una imagen las palabras quedan en la memoria, 

como su aroma
 
en el recuerdo de cada instante de cada momento. 

Perdura su olor todos los días toda la vida.

Cierra los ojos y podrás oler su perfume.






Frágil como un soplo, la flor 

blanca y perfumada del jazmín, recuerdos del patio de los veranos.

Aderezó mi pelo un mes de septiembre. Llevé en mis manos su aroma, entonces.

Siempre.

Tuve uno en una casa que miraba al norte un día el frío invierno lo heló.

Es el aroma de mi infancia y el de todas las edades.

Ahora los corto por ahí de las puertas de otras casas; los robo.

Los traigo hasta esta ventana. En mi ventana los fotografío. 

Y en la mesilla de noche donde duermen los recuerdos, donde están vivos los afectos…

acompañan las noches en blanco.


Los corté la mañana del domingo (robé) y los puse en agua después.

 Ahí están perfumando las horas.

Inspiran mis palabras.  

lunes, 31 de mayo de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES / 8 El cultivo de la huerta

 
Naranjas
Limones 
 


Bancal de coliflores

Patatas y tomates en encañizada

Bancal de habas

Mata de habas
Una mata de acelgas rojas


Bancal de cilantro

Bancal de cebollas en riego

Bancal de patatas



El huertano esperando que llegue el agua a su bancal


Una gran variedad de hortalizas y verduras se siguen plantando en la huerta. La mayoría para el consumo de las familias y en muchas ocasiones, el huertano, todavía cultiva y vende para los mercados callejeros (típicos zocos, herencia árabe) Algunos también llevan sus productos a lonjas y mercados. 

La huerta murciana posee una tierra rica y fértil acompañada por un clima cálido y benévolo con ella. Solo la escasez de agua, es un problema, aún así el huertano sabe y suministra muy bien cada gota de su tanda.  

Son cultivos tradicionales: patatas, ajos, cebollas, coliflores,(pavas) coles  calabacines, pepinos, tomates, habichuelas, berenjenas, pimientos, perejil, cilantro, lombardas, brócoli...

No hay que olvidar los cítricos: limones, naranjas, mandarinas, pomelos... Somos los mayores productores de limón.

Y la gran variedad de arboles frutales: albaricoques, melocotones, ciruelas, nectarinas, paraguayos (chatos) membrillos, etc. 

La huerta murciana fue fuente de vida en otros tiempos, ya lejanos, ahora el desarrollo de la ciudad  ha ido mermando el espacio y en algunos casos conviven de cerca las urbanizaciones y los barrios con bancales de cultivo tradicional. 

NOTA: esta será de momento mi última publicación sobre "Acequias y Azarbes" El confinamiento perimetral dio lugar a largos paseos por la Huerta de Murcia, esa huerta tan cercana a la ciudad. Disfruté mucho con las caminatas haciendo fotos. Después recordando términos y buscando "en papeles" cosas que no conocía. Sin que haya de nuevo restricciones, algún día, volveré a publicar sobre este tema. 
Cabopá







lunes, 10 de mayo de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES / 7 Caravija

La acequia Caravija nace junto al Molino del Amor (S. XVIII) en La Albatalía. Este molino se encuentra sobre la acequia mayor Aljufía. Estuvo dentro de unas instalaciones de la empresa conservera de la Huerta de Murcia, en auge en otros tiempos. Ahora hay chalet, urbanizaciones y algún que otro huerto de cultivo familiar.

El Molino del Amor tiene tres piedras y es el único que en estos momentos esta en restauración por su valor arquitectónico y patrimonial. Parece que las autoridades locales quieren declararlo BIC.

Arranca la acequia paralela a la acequia Aljufía y ambas recorren el subsuelo de la ciudad en una red complicada y misteriosa de túneles. Se encontrará con las acequias Nelva y Benetúcer en Puente Tocinos.

Existe una réplica de la acequia Caravija o de Las Palomas en el huerto y jardín que fue "Huerto Cadenas" o "Junteron" de trazado hispano-musulmán situado en la parte posterior del Museo de la Ciudad. En el s. XIX pasó a la familia López Ferrer. Adquirido hace unos años por el Consistorio capitalino, representa lo que fue minimamente.

Este huerto-jardín posee arbustos, palmeras, árboles frutales, jazmineros y rosales, en distintos parterres, también hay acanto y mirto. Es un concepto de jardín para recrear los sentidos observando su ornamentación y aromas. Se dice que del Mirto, planta olorosa pudiera haber sido el origen del nombre de la ciudad. De Mirto,(Myrtus) Myrtea, Murcia.

Molino del Amor sobre La Aljufía

Réplica de la acequia Caravija o de Las palomas



Fachada principal del Museo de la Ciudad



Fachada posterior del Museo

Huerto-Jardín

Hojas y flor de acanto (Acanthus Mollis)


Mirto o Arrayan (Myrtus)

El poeta al-Qartayanni  en este poema recrea el ambiente de Murcia como ciudad-jardín:

"En Murcia se reflejaban los árboles

en las aguas cristalinas del río,

y pasábamos el tiempo entre el almuerzo y la cena

descubriendo los deseos de nuestras almas

mientras las aves nos deleitaban con sus trinos,

o dejando rodar palabras bellas,

como piedras preciosas

en noches de luna llena

o embriagándonos con el aroma de los árboles y las flores

mientras el alba despertaba.



Réplica de la Caravija 



lunes, 26 de abril de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES: Casas Torres de la Huerta de Murcia

Las Casas Torre son viviendas solariegas típicas de la Huerta murciana. Aparecieron a finales del s. XVIII en la época de prosperidad del cultivo y crianza del gusano de la seda. Aparte de la actividad sericícola, también  se dedicaban sus dueños a la agricultura y ganadería. Casas de gente acomodada y cierto abolengo (muchas con escudo de armas)

Eran una mezcla de villa romana con alquería árabe. Otras con tejado "a dos aguas" y alero tipo aragonés. De una o dos plantas y torre, donde se criaba el gusano de seda y se almacenaba la cosecha. Tenían una amplia heredad (riego) y daban nombre a parajes, veredas y carriles. Incluso algunas tenían adosada una ermita. Generalmente se denominaban por el apellido de la familia que las poseía.

A partir del siglo XIX al desaparecer la industria sericícola se convirtieron en casas de veraneo. En estos momentos la mayoría de ellas están en completo abandono. Triste realidad que nos acompaña en tantas ocasiones por falta de interés  de la Administración Local. 

Este recorrido por las Casas Torre será por distintas pedanías de la huerta cercana al municipio de Murcia: La Albatalía, Espinardo, Santiago y Zaraiche, Churra, Cabezo de Torres, Puente Tocinos y Barrio del Progreso. 

Casa Solariega en la margen izquierda de la acequia Aljufía. La Albatalía


Casa Torre Los Castaños. Carril de los Penchos. La Albatalía


Casa Torre Ermita de los Clérigos. La Albatalía


Casa Torre Masa. La Albatalía

Casa Torre Falcón. Espinardo


Casa Torre Alcayna. Churra


Torre Villescas o Torre Peña. Puente Tocinos



Casón de la Señorita o Casa Roja. Carril de los Gregorios. Cabezo de Torres.

Torre Caradoc  Barrio del Progreso.


lunes, 12 de abril de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES/6 Alfatego

La Alfatego del árabe al-Fat iq "El Quebrado" (s. XIV) es hija de la Aljufía nace en La Ñora pasa por La Albatalía, Guadalupe, La Arboleja y Espinardo. Aquí es donde arranca hoy, este recorrido junto al Molino Alfatego que toma su nombre de la acequia. Este molino como otros tantos se encuentra en completo abandono y ruina. Todavía suena la fuerza del agua por sus piedras. (Pedanía de El Puntal) Esta acequia menor discurre paralela a otra llamada Churra la Vieja de gran importancia ambas, en la zona NE de la ciudad. En la mayor parte entubada por la desmedida urbanización. Cruza la avenida Reino de Murcia y la Senda de Granada. Continua por Cabezo de Torres, Santiago y Zaraiche y Zarandona. Entonces esta acequia menor se llamará Zaraiche en su heredad. Trancurre por aquí hasta llegar a Monteagudo. Después se adentrará en la Vega del Segura (Orihuela) o Vega Baja.

Antes ha atravesado la autovía Mu-30(Murcia-Alicante) y pasa entubada por la Urbanización "Joven Futura" donde encontramos la Casa Torre Falcón (s.XVII) y su pino piñonero centenario. Volvemos a encontrar el abandono y desidia de la administración local. Es esta zona rica en hallazgos arqueológicos de la época romana se cree que por allí pasaba la Vía Augusta: unía Cartagena con Toledo. Hay restos de sarcófagos paleocristianos. 

Me pararé en el topónimo Espinardo por curioso. Parece ser que proviene de la Salsola Vermiculata planta que abundaba por este paraje, de ella se extraía sosa para hacer jabón y los romanos la llamaban: Espinardo del Latín vulgar. Entre los restos se han encontrado hornos alfareros para hacer jabón.

En este recorrido podemos encontrar pequeñas huertas de cultivo para uso familiar o grandes extensiones de naranjos y limoneros que pronto darán cobijo a grandes bloques de pisos. El avance urbanístico es desmedido. También muchos "cañares" y "escorreores" (habla murciana) que ya sirven para poco riego. Algunas bardizas y alambradas metálicas, así como escenas de uso tradicional como las cortezas de las naranjas al sol. Muy típico de la huerta (para echar al fuego, para aromatizar o para la fábrica de la polvora) Ya en desuso. Algunas ejemplos quedan.


Paraje de la huerta sin cultivar (La Albatalía)

Acequia Alfatego (Espinardo)


Molino Alfatego El Puntal (Pedanía)


La huerta cercana y edificios nuevos ¿convivencia?


Bardiza de cañas y alambrada


una costumbre muy huertana


Para foráneos:

Cañares: cañaveral o zona con cañas 
Escorreor: escorredor cauce donde van las aguas sobrantes del riego del bancal.

lunes, 8 de marzo de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES/5 "Alfande y Alguazas"

 Por la huerta de la margen derecha del río Segura circula una acequia mayor llamada Alquibla del árabe Al-quibla, "la del Sur" de ella nacen otras acequias menores. En el trayecto, existe un intrincado paisaje de acequias y azarbes, como la acequia, Alarilla, la de Alguazas la de Beniaján, la Alquibla Norte. El azarbe de Sierpes el de Tierra Roya y la del Malecón. Al igual que por aquí pasa el Reguerón o Guadalentín con hilo de agua y muchas cañas.

En esta zona, la huerta convive, con barrios como el Progreso, Santiago el Mayor antes de llegar a Beniaján(Los Dolores, La Azacaya) y Torreagüera. En la mayoría de las ocasiones estos cauces están entubados, cosas del desarrollo urbanístico. Los bancales, los brazales y carriles son como un apéndice de pisos y calles de reciente creación. La falta de agua es patente y hay muchos huertos en completo abandono. 

Los cultivos tradicionales cada vez son menos solo aquellos "huertanos nostálgicos" siguen plantando, habas, patatas, acelgas, coles, etc. 

En el barrio del Progreso en el carril de la Torre Caradoc queda la muestra de una casa con torre del que toma su nombre. Está en completo abandono. Parece ser que la casa es de estilo inglés. Un lord llegó a este vergel para curarse una tuberculosis.(finales de 1800)

  

Acequia Alfande por La Azacaya. Beniajan

Brazal y bancal de alfalfa (¿convivencia?)


Casa Torre Caradoc 


Bardiza y brazal 


Bancal de patatas


Acequia entubada. Partidor de riego



Bancal de habas



Para foráneos:
Bardiza: vallado de cañas usado por los huertanos para delimitar su propiedad
               (apenas quedan) ahora alambradas metálicas. 
Partidor o portillo: para o desvía el cauce del agua para el riego en su "tanda"                   Antes de madera. 

lunes, 1 de marzo de 2021

ACEQUIAS Y AZARBES/4 AZARBE MAYOR

Un Azarbe es la acequia que transporta el agua sobrante del regadío y la devuelve al río para ser utilizada después en la Vega Baja.(Orihuela)
El Azarbe Mayor circula muy cerca de los cauces de otras tantas acequias menores, tan importantes como la de Zaraiche, del Chopo, la acequia Azarbón, de Monteagudo y Nelva. (Huerta NO.) Todas estas acequias son hijas de la acequia mayor Aljufía.
Este recorrido lo inicio en Zarandona y adentrándome por carriles y caminos, me encuentro con el Azarbe Mayor, camino de Monteagudo. Después por el carril de La Miguela cruza la Carretera N-340(Alicante) y se adentra en la pedanía de Casillas, uno de sus caminos principales se llama: Orilla del Azarbe.
La huerta convive con grandes polígonos industriales, chalés y casas antiguas. Así como pequeñas explotaciones agrícolas (minifundios) dedicadas al cultivo tradicional de patatas, lechugas, coles, coliflores, habas, apio, etc, entre caminos y carriles. El agua es escasa y el huertano respeta la tanda como debes ser. Su heredad se circunscribe a la acequia a la que pertenece. A sus bancales llega el agua por los brazales, regaeras y escorreores, venas  de la acequia cercana. 



Paraje huertano, una casa entre naranjos y palmeras

Azarbe Mayor al fondo Monteagudo

Acequia del Chopo


Riego a "manta"


Un bancal de apio y un desguace al fondo (¿convivencia?)


Azarbe Mayor por el Carril de La Miguela


Cultivo a medio segar


Una casa nueva al estilo de las Casas Torre


Un corral entre naranjos:


Para foráneos

Pedanía: núcleo pequeño de población que depende de un municipio (Murcia)

Riego a manta: se deja correr el agua hasta inundar el bancal. Técnica de riego  muy antigua.

Carril: camino corto de una casa a otra  su y huerto. "carril" del árabe, sin salida.

Tanda: ordenación por días y hora para el riego. Cada huertano y acequia tiene  "tanda" otorgada y debe respetarla. 

Heredad o heredamiento: es le terreno de cultivo que pertenece a una sola      persona o familia. 

Regaera: acequia pequeña que reparte el agua por el bancal.

Escorreor: compuerta pequeña que suelta o detiene el agua de riego.