No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

miércoles, 8 de diciembre de 2010

UNA y OTRA

Cuando mi cámara se dispara, no para, capta lo que se encuentra por delante. He aquí una muestra: UNA: agosto /09
Siesta a orillas del Mar Menor.
OTRA: agosto/10
mismo individuo en semejante posición

Revisando los archivos fotográficos he encontrado este hallazgo. Consciente del temporal que nos está afectando, nieve, lluvia, viento...Se me ha ocurrido haceros reír un poco. Os prometo que no es de la familia, ni lo conozco ni me conoce, pero sí se reconociera que me avise. Es la misma persona y en el mismo lugar. Un año y otro año; estaré atenta el próximo y os lo contaré.

23 comentarios:

  1. Me podía haber inventado una historia, pero eso os lo dejo a los que os asoméis por aquí...
    Haced clik para ampliar en la segunda fotico se ve La Manga a la perfección.
    ¡Hala a comentar! Qué mañana es fiesta.

    ResponderEliminar
  2. que arte, el hombre ha cogido su sitito y de ahí no se mueve. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja...en el mismo sitio y a la misma hora, y a la misma hora... Uy, se me vino este tonto estribillo sevillanero!!

    Anda que tú no tienes guasa ni ná!!

    Besicos, artista!!

    ResponderEliminar
  4. Para lo que le servía la sombrilla el año anterior, éste parece que ha renunciado a ella. Hombre práctico. Podía titularse la historia "El juego de los errores".
    (No he podido resistirme!)

    ResponderEliminar
  5. Oye Mercedes, de tonto nada, que bien bonitas que son esas sevillanas. Besos desde el sur.

    ResponderEliminar
  6. Sera que le ha gustado el sitio , al pobre hombre .Y la verdad que no es mal lugar para una buena siesta y muy tranquila para ser en agosto .

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  7. ¡Cielos! Lleva un año entero tomando el sol. Se ve que está curtido porque en la segunda foto ha desaparecido la sombrilla. A lo mejor se la robaron mientras roncaba como un poseso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. jaja, este si que sabe, es un puto genio.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja... Me hiciste reír un rato, Cabopá. Imagino tu cara de sorpresa al descubrir al mismo tipo en el mismo sitio un año después y también dormido. ¡Qué casualidades! O mejor aún: tienes una cámara mágica, algo que sé desde hace tiempo.

    Y hablando de casualidades y coincidencias, me quedé pensando con ese relatico en dos partes de los días anteriores (ay, m'hija qué retraso llevo en todo).
    Bueno, quizá pueda darse la coincidencia de que nos encontremos al amparo cómplice de un café, ¿no te parece?

    Besicos en diminutivo expresados pero grandotes en intención.

    ResponderEliminar
  10. ¡No me extraña!!!! ¿Quién se resiste a estar ahí, en ese entorno, y hacer una sietas?
    Bueno, yo lo haría...
    A mi también se me ha pasado por la cabeza la misma sevillana...
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Pero buenooo¡¡¡
    Esto se llama estar con la maquina preparada y a punto ¡Ya!
    Eres toda una profesional lo haces de maravilla y encima te cantan sevillanas.

    Pes termino la estrofa diciendo:
    Y la misma hora, estaba roncando la misma persona.

    ResponderEliminar
  12. Un año durmiendo siesta, ¡qué dormilón!

    ResponderEliminar
  13. jejeje... buena siesta se come el bendito hombre.
    Esperaremos al próximo verano para ver si lo vuelves a pillar.
    No pares nunca de hacer "clic"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Se ve que no está en el Atlántico. Lo digo porque la marea no le permitiría dormir a pierna suelta (nunca mejor dicho) tan cerca del agua.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué gamberrada! jajaja, como se entere el involuntario modelo...jajaja, aunque con el calorcete que ha hecho estos días por aquí, seguro que estará en el mismo sitio y en el absoluto relax playero marmenorense.
    ¿Tiene un palangre al ladico en la segunda foto?

    Un besico, fotógrafa

    ResponderEliminar
  16. Oye, ¿y si el tipo se viese a sí mismo en tu blog y te mandase un mensaje? Lo mismo es algún guiri que tiene vacaciones por las mismas fechas y se viene a la Manga para buscar el solecillo del otoño. Me parece una costumbre genial. Él no tiene la culpa de que una cotilla fotógrafa le haya pillado in fraganti, jejeje

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola amiga, he pasado por aquí un ratito para saludarte, espero que sigas bien, me alegró mucho verte en la presentación de mi libro, mil besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Caramba qué casualidad! Es una estampa ingeniosa que nos hace ver que la rutina y las costumbres son muy propias del ser humano.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

  19. · En Agosto del 2010 estaba enfadado con el Banco de Santander. Con un crédito de la competencia compro una hamaca mejor, y bañador nuevo. No tuvo suficiente y se quedo sin operación de cirugía.
    · Los tuyo no son dos robados, son dos cuasiasesinatos. Le me lo encuentro por la calle me chivaré.

    · besicos de Levante.

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  20. Por un momento creí que la foto estaba tomada uno de estos días, qué susto... Aquí estamos llueve que te llueve y de calor nada, por eso es simpático ver al mismo individuo como si no hubiera pasado un año, qué feliz está el hombre echando su siestecita junto al mar (unos minutos más y el frescor del agua en el trasero le va a despertar)con la boca abierta como el Papamoscas de Burgos. Tan ricamente que está, no le despiertes...
    Besicos, como decís por allá.

    ResponderEliminar
  21. que memoria fotografica la tuya¿a ver si todavia sigue alli petrificado?

    ResponderEliminar
  22. ¡Ja, ja, ja, ja!

    Lo mismo se quedó dormido en Agosto de 2009 y, en Agosto de 2010, aún no se había despertado.

    Estará morenito el durmiente.

    Besos.

    ResponderEliminar