No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

viernes, 15 de noviembre de 2019

SILUETAS


ENSAYO
Siluetas en el mar ©Cabopá



Añado cada día unas gotas de una mixtura especial que yo misma  elaboro en mi laboratorio de palabras. Hago alícuotas precisas con cantidad suficiente para toda la familia. Después las reparto en cuadernos que les regalo cuando vienen a casa. Hoy las elegidas han sido celebradas con gran entusiasmo. Las había repartido en tubos de ensayo no demasiado llenos. En los próximos análisis veremos qué tal se han interpretado los resultados.

Cuaderno azul


jueves, 7 de noviembre de 2019

IMÁGENES


EN LA RETINA
Una imagen de vida,
no es otra que el sonido de un tren en marcha,
músicas que te transportan en cortos viajes.
Otras, las del mar, susurrando en el crepúsculo,
en la orilla. Huellas en la arena.
De los arboles que me cobijaron:
la morera, el granado,
la palmera* y el membrillo.                   *No es un árbol la palmera
Este último todavía respira cuando lo evoco,
siempre en septiembre…
Son aromas necesarios que penetran en vena:
los jazmines y el azahar de los naranjos.
Otras son las del minino en la reja de la ventana,
en aquella casa con las puertas
y las ventanas siempre abiertas.
Ya vendrán otros para cerrarlas.
El granado tiene tintes especiales.
Y su fruto, un oriente, como las perlas
.

Flor del granado. @Cabopá

domingo, 31 de marzo de 2019

CON ESTA FOTOGRAFÍA






CON ESTA FOTOGRAFÍA "Ocho años en el barrio" 
He obtenido el 2º premio en el I Concurso de Fotografía ¡Ay, Carmela!

"LA MUJER EN EL BARRIO DE EL CARMEN" 
Con motivo del #8Marzo2019 
Organizado por la Junta Municipal El Carmen y La Cámara Roja.

En la categoría 1 "Mujeres de El Carmen (adultos)

#BreveHistoria:
 Estaba Ángela (Nigeria) con sus hijos en el Jardín de Floridablanca:  Un domingo por la mañana. Le pedí permiso para hacerle la foto y le conté para lo que era. Con una sonrisa me dijo que sí. 
Mientras le hacía la foto, explicó que vivía 8 años en el barrio. Le di las gracias. Ahora me gustaría volverla a ver y regalarsela. La buscaré mañana mismo.

miércoles, 13 de marzo de 2019

MI VENTANA CUMPLE 11 AÑOS


Tengo cuadernos de muchos tamaños y colores.
Hoy empiezo un cuaderno virtual.
¡BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE!

 Todo empezó así desde mi península 



  Tengo ya un largo camino recorrido en palabras y fotos


   El mar en compañía como los amigos que por aquí se asoman.



   La cometa sigue en vuelo como el baile de las nubes


  Seguir hay que seguir caminando para ver la vida pasar.



  En estos once años esta ventana me ha dado muchas alegrías. Los comentarios  de los amigos siempre han sido bienvenidos.
Me siento agradecida por tan buenos "raticos"


 Y, aunque mi perfil sigue mirando al mar
muchos ya me conocéis.


Cabopá

GRACIAS POR LA VISITA
Así terminaba aquella primera entrada de 2008




¡Gracias sol por salir todos los días!


sábado, 16 de febrero de 2019

ESCRIBIR EN CINCO LÍNEAS






Añado cada día unas gotas de una mixtura especial que yo misma  elaboro en mi laboratorio de palabras. Hago alícuotas precisas con cantidad suficiente para toda la familia. Después las reparto en cuadernos que les regalo cuando vienen a casa. Hoy las elegidas han sido celebradas con gran entusiasmo. Las había repartido en tubos de ensayo no demasiado llenos. En los próximos análisis veremos qué tal han interpretado los resultados



Mi participación del mes de enero en Reto 5 líneas

El reto son las palabras: Añado, familia, demasiado

martes, 5 de febrero de 2019

UNA COMETA


Imagina la estela con la mirada, será preciso para tu cuenta atrás

Mis repentes

viernes, 11 de enero de 2019

HOJA DE ENERO 2019

FOTO: Carmen Martínez Marín©

Un paseo, una mañana fría de enero; sin una nube
Cruzar el puente
Ver en el río la torre reflejada.
Puntos y comas de un pie de foto.Hora 12



sábado, 5 de enero de 2019

POR EL CINCO DE ENERO


Las abarcas desiertas
Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.
Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.
Nunca tuve zapatos, 

ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río,
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.
Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.
Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi probre ventana.
Toda la gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.
Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y un mundo de miel.
Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.
Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.
Miguel Hernández


Por el cinco de enero siempre me 

acuerdo de ti, papá