No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

domingo, 29 de abril de 2012

REPRODUCCIÓN en 99 palabras



          Tuvo un hijo con su novia, una hija con la amiga cercana. Pasaron algunos años y llegó la mujer de su vida. La decisiva. Ahora ya tienen descendencia: unas mellizas llamadas Victoria y Andrea. Cuando pasea las niñas por el parque explica que sus hijas tienen los nombres de aquellas mujeres.
         Llegó la ocasión con la naturalidad de los tiempos modernos. Alguna vez tendría que ocurrir ya que todos vivían en la misma ciudad. Nunca había desechado la idea. Así que el día que reunió a todos sus hijos comprobó que sólo él se había quedado con el calco.

 Estas fueron mis 99 palabras...Ha sido interesante participar, valorar y votar los relatos de   tantos y tantos autores. Ha valido la pena la experiencia, leer y disfrutar leyendo en este Concurso, organizado por el gran Miguel Ángel Molina  artífice del blog: 
http://en99palabras.blogspot.com.es/
En la entrada anterior los relatos premiados

UN GRAN TRABAJO


1ª Posición: GANADOR
concurso: microrrelatos "En 99 palabras"
9. ALICIA

Autor: Santiago Eximeno.

Este es mi regalo, abuelo. Ábrelo. Deja que te ayude si no puedes. ¿A que es bonito? Un pequeño cuaderno de princesas con cien hojas de colores. Mira, puedes arrancarlas, así. ¿Lo ves? En cada hoja he escrito una palabra. Cama, mesa, silla, armario, lámpara, espejo, baño. Todo lo que tienes aquí, en tu cuarto, en la residencia. Mira, las hojas son adhesivas. Ahora te ayudaré a pegarlas todas. Todas menos una, la que he prendido a mi vestido nuevo. Mira, he escrito en ella Alicia. Así no tendrás que improvisar más excusas cuando no logres recordar mi nombre.
2ª Posición:
  71. LA SIRENA
Autora: Fortunata Pérez de la Ossa
Blog: Memorias de ultramar

Al atardecer, iba a pescar con mi padre. Caminábamos hasta una zona de rocas, él  arriba, y yo  abajo. Me gustaba ver los círculos concéntricos en el agua y las sombras de los peces nadando. 
Fue una noche  de luna nueva; un pez volador emergió del mar agitando las alas, cientos de gotas se esparcieron por el aire, de ellas brotaron mariposas doradas que subieron hasta el cielo. Quise volar tras ellas.
Esa noche mi padre me llevó en brazos envuelta en una manta. 
—Mirad, traigo una sirena —dijo.
Y fue verdad, nunca más supe caminar sobre la tierra.
 3ª Posición:
   73.LA PRESA

Autor: Miguelángel Flores

Al principio siempre se lo toman a broma, y cuando ven que va en serio, ya no pueden hacer nada. Mi madre los trata muy bien y, mientras beben, les habla con mucho cariño. Nosotros, debajo de la mesa, no aguantamos la risa cuando se empiezan a quedar como tontos. Y les pellizcamos las piernas al ver que ya no pueden moverlas. Me gustan esos días, son divertidos. Me chiflan sus caras cuando despiertan, y quemar la ropa. Pero, sobre todo, que mamá nos guarde a los más pequeños las orejas, y que las fría mucho para que crujan.
 4ª Posición:  
45. LA INTIMIDAD CORRECTA
Autor: Manuel Rebollar Barro

Esperas  a que se haga más de noche, ya sabes cómo es el vecindario y lo que dirían si te vieran salir a estas horas. Ya está,  es el momento, ya no hay luces que puedan delatarte. Aprovechas la oscuridad y avanzas por el callejón hasta llegar al garito que, oculto, te espera. Saludas al portero, entras y  vas al baño de caballeros. Cierras con pestillo. Ahí está. Notas la excitación, palpas el bulto de tu pantalón. Lo sacas, le quitas el capuchón y gimes de placer cuando, sobre la puerta, marcas con bolígrafo rojo las faltas de ortografía.

  5ª Posición  compartida por:
46. EL POZO DEL DESEO
Autor:  Javier Ximens 

      Sacar el cuerpo del pozo le costaría poco esfuerzo. En silencio oprimido, el viejo Tiburcio tejió una red con atillos de esparto, como la que hacía para resguardar en el redil a las indefensas ovejas del ataque de los lobos despiadados. En presencia del señor Juez, de la Guardia Civil y de su joven mujer —que con lágrimas deshilachadas y manos trémulas estrujaba el mandil en un rincón del patio—, colocó el aparejo alrededor del cadáver del señorito Andrés, que flotaba en el agua. Enhebrada la cuerda a la polea, lo extrajo.
      Arrojarlo le había costado mucho más. 

    114OLEAJE
Autor: Agustín Martínez Valderrama

La  mar va y viene, viene y va, como el coño de la Bernarda. La mar, la puta mar, se contonea y gime como el fuelle oxidado de un viejo colchón. Luis toca el piano desnudo frente a la ventana y espera que una ola iracunda, salvaje, lo engulla y arrastre al fondo. Pégate un tiro o vete a vivir a un camping, dice la canción. Pero Luis nunca fue hombre de mar, de dormir al raso. Hay, ya se dijo, mares que vienen y van, mujeres que lloran, coños que huelen a salitre, pianistas que flotan. Y así.

¡¡¡Enhorabuena a todos!!!
Encantada de conoceros y leer vuestras 99 palabras…
Besicos a los finalistas, al ganador
Y a todos los participantes.
----------------
99 PALABRAS  palabras de gratitud para:

¡¡ EL GRAN TRABAJO!!
MIGUEL ÁNGEL MOLINA

sábado, 28 de abril de 2012

SERVILLETAS DE PAPEL /3


 **********************************************************************************
          
                 Hoy, hablar de lo privado en la calle es ver de cada uno, su historieta representada al aire libre en bocadillos de palabras absurdas. Deambulan por cada esquina, hablan y hablan sin ningún pudor, los oyes y los observas. Te ves reflejado.

*********************************************************************************** 
        
                  Viva la vida que nos toca vivir a cada uno de los que aquí, no son nombrados, con el sólo hecho de vivir a costa de no dejar vivir a los demás. Silogismo difícil de entender y menos de explicar en días como estos.

***********************************************************************************

         
                     Por qué, se pregunta todos los días cuando intuye lo que va a suceder. Por qué, sí sabe lo que va a responder. Nunca aprende a contestar a tiempo y mira que lo lleva pensado

***********************************************************************************



jueves, 26 de abril de 2012

HISTORIAS MÍNIMAS /2

 Me llamo Blanca, llego hasta aquí con un "mensaje de paloma"
¡Chicas, chicos! 
¡ATENCIÓN! 
 ¿Nos dices a nosotras?
Sí, sí...Os tengo que decir:
Vivimos en un Parque Público y nos lo quieren cerrar...
 ¡Compañeras, desde aquel banco nos están llamando!
Vamos a ver qué nos quiere contar:
Habréis notado que cada día comemos menos:
Que los jubilados no nos echan alpiste
Que los maestros no vienen con sus alumnos... 
Que dicen que los han "recortado"
Que nos van a rescatar...
¿Para qué? ¡Lo mismo nos echan al puchero!
  Las palomas y palomos se preguntan: ¿De qué habla ésta?
 Si estamos aquí tan "agustito" al sol...
Alguien vendrá que nos dará "argo"
Las más enteradas, comentan: 
"Para tomar medicinas habrá que pagar"
¡ Anda, ya! Qué tiene que ver eso con nosotras.
¡Mucho! Se habla de pago, copago y repago.
Sube la luz, el transporte...Además dicen que hay por ahí 
una "prima de riesgo" mu mala. 
El murmullo es formidable, de lejos se oye:
¡¡Acampemos en la plaza!!
¡¡ Revolución palomar!!
¡¡ Menos recortes, más alpiste!!
...Yo pasaba por allí
Las palomas resisten...
Seguro que a alguien se le ocurre que esto es ilegal.

lunes, 23 de abril de 2012

DÍA DEL LIBRO



Letras, vocales, consonantes, palabrasintroducción, signos,

puntos,comas, tildesnúmeros, títulospáginascapítulos, índices, apartados, 

prólogos,epílogos, citas, guión, tramanudodesenlace, final: LIBRO papel, 


tapas,portada, ilustración, datos, autor, borrador, corrección, imprenta, 

edición:  LIBRERÍA ventas, éxito, firmas, dedicatoria, LECTURA



Las rosas son para vosotros os las podéis llevar... Y leer, leer, leer...
__________________________________________________________

Hoy podéis leer en casa de Luisa Microrrelatos al por mayor un relato ecológico mío con ilustración de Juanlu  Dibujando sueños 
 Gracias siempre, amigos
*********************************

domingo, 22 de abril de 2012

PARTICIPACIÓN


A volar
Pasan los días y las horas, sigo inmersa en una soledad profunda. Busco la calma y no la encuentro.  De mi corazón se han ido yendo las mariposas a la búsqueda de otros soles. Tengo que apagar la luz que todavía queda encendida como una tea ardiendo. Desocuparé la mente e iré tirando al contenedor los restos pegados a mi cuerpo. Me cambiaré el corte de pelo, desecharé los vestidos usados. Me adornaré con un nuevo plumaje, ahora que los vientos me son favorables y hacen salir por el pasillo los sentimientos asustados por la orfandad producida 
¡Echaré a volar! 
Sin mirar atrás. 




Una sonrisa



Ondulado el mar en la cercanía, las olas llegan con su rumor cadencioso y alborotado, hacen juegos con los brillos a merced de las franjas teñidas de azul verdoso en una mañana de invierno. Una mujer mira desde una terraza de barrotes blancos la espuma cuando rompe sobre las rocas en la cala. El mar  rutila filtrando  los rayos de sol en su amparo forzoso.
Su delicada salud y el agresivo tratamiento la dejan sometida, como el mar,  después de una fuerte marejada, abandona restos en la orilla.
 Abatida, destrozada, desorientada, hueca por dentro. Tímida y frágil por fuera. Allí se queda, sin  dejar de mirar, es lo único que tiene.Tras los barrotes un duro cristal la aísla del exterior, está presa en su camarote a la expectativa de los resultados. Como una exhalación quizás consecuencia de la medicación, observa en su horizonte fijo los matices de la vida, parece ver  un árbol con frutos de colores emergiendo entre las aguas calmas. En esta imagen siente encontrar un  poso de  esperanza, algo tan necesario en el vaivén de los días por llegar. Ahora, su cara ondula una sonrisa
_____________________________________________________________________________________________
Os dejo mi participación de Febrero y Marzo en TRIPLE C llegué hasta aquí porque me invitó JUANLU, siempre que hay una ilustración suya lo intento aunque sin mucho éxito, sigo por allí  como CARMEN...¡¡Enhorabuena a lo galardonados!! Nicolás Jarque Alegre y Mar Horno García respectivamente. 

sábado, 21 de abril de 2012

POSTAL / 23


No sabré si te ha llegado lo que en esta carta te refiero.
            Te contaría que soy feliz porque se fijan en mí como algo valioso, pero estos días no me siento con ganas de expresar colores ni sabores porque son amargos y oscuros. La desesperación del sol por calentar las calles hace que por la espalda de quienes las transitan, se vean con distancia los sentimientos de otros que vienen de frente. No te voy a contar cómo está el mar en la orilla porque no lo voy a ver.

Laura, metió la carta en el sobre, pegó la solapa, la alisó con las manos y la guardó en uno de los huecos del escritorio. Allí junto a las demás.

Un día de abril del año pasado, Mar Menor desde Los Alcázares.

jueves, 19 de abril de 2012

SIN RECETA MÉDICA


Quema calorías
alimenta de boca a boca
desarrolla la pasión
activa la musculación
potencia la circulación.
No tiene efectos perniciosos
favorece la alegría
Besa una vez al día

No necesita consulta
precisa de ternura
una suave caricia
despierta los sentidos
produce  placer
No necesita receta
ante cualquier carencia
Besa una vez al día

No se recomienda leer prospecto
ni tener mucho intelecto
no tiene caducidad
sólo usar sin necesidad
mañana, tarde, noche
No requiere reposo
Besa una vez al día.

Ha sido testado con éxito
es muy recomendado
comprabado su efecto
en millones de esayos
Utilizar siempre
ya esté nublado o con sol
es propicio aplicar en cualquier lugar
Besa una vez al día

¡Importante!
No hay que pagar tanto por ciento
ni por trabajadores
ni por pensionistas
Es gratuito
ampara la vida
Besa una vez al día

" Fármaco"  , cosicas mías



miércoles, 18 de abril de 2012

EN EL COSTURERO


        

           La calle amable, sin mucho alboroto, sin que los semáforos tengan prisa por ver la gente pasar. A veces, los días se amontonan, como  los hilos de una labor a medio tejer. Todo queda en el costurero de la vida.

lunes, 16 de abril de 2012

TARDE DE DOMINGO

Mientras leía, se oscureció la luz en mi ventana
"Nubosidad variable" recordé novelas de Carmen Martín Gaite
Deprisa cogí la cámara y me asomé 
"Entre visillos" parecían filtrarse las gotas de agua
En el vaivén de las nubes sobre la ciudad y los tejados
rompían en formas amenazantes 
 "Irse de casa" no, entre nubes y claros
A lo lejos de algodón cerca negras como el carbón
Unas gaviotas asustadas volaban buscando el mar
La nubosidad variable yo la encontré  entre visillos
leía relatos en  "noventaynuevepalabras"
pero, la tarde de domingo 
Me recordó otros libros


      Dedicado a: Miguel Ángel Molina

sábado, 14 de abril de 2012

NO QUEDAN EN EL OLVIDO


       

  Sensaciones inhóspitas, sinrazones de vida. Amargura por las esquinas… Alicia arrastra los pies por los caminos y veredas de los días. Angustia y tristeza nublan sus pensamientos sostenidos en un pentagrama que no produce melodías agradables.
         Alicia, añora caricias, besos soñados de aquellos cálidos días. En los últimos tiempos, ahora, todo se ha convertido en  frías noches de penumbra. Aunque los años van pasando. Aquellos días... No quedan en el olvido. En un día festivo, como el de hoy la memoria pasa  lista, como agua hirviendo  entre las burbujas del vapor de las palabras que se añoran. Tranquilidad y granada de postre, son las únicas perlas que iluminan el día.
         Alicia ha decidido sentarse en el sillón con ese libro que la tiene atrapada y una bolsa de pipas de girasol, como hace tanto tiempo.

jueves, 12 de abril de 2012

BAJO PAR



         Dos días a la semana a veces tres, pues los sábados suelen jugar campeonatos. Los tres amigos salen a un campo alfombrado de color verde y esplendidos lagos de aguas cristalinas. Entre golpe y golpe pasan las tardes placenteras de la jubilación  recién estrenada. Lo que podría parecer un juego de palabras, no lo es, todas están bien definidas: golpe, palo, bola, zapatillas, atuendo, filazo, corbata, globo, chip, green, aprochar…Y ellos las saben,  como saben las reglas, bien.
         Justino, Dámaso y Ponciano se conocen desde hace tiempo y comparten la afición con buen talante. Ocupan las  horas de júbilo y vuelven exhaustos pero contentos. Si se toman unas cervezas, hablan del deporte que practican, si compran un palo o unas bolas, lo hacen juntos.
         Justino y su mujer no hablan de golf. Le cuenta pequeñas anécdotas, ella escucha y le da consejos: “sólo es un juego. Disfruta y pásatelo bien”.
         Por el contrario, Dámaso cuenta casi todo a la suya. La mujer de Justino se entera por ella de algunas particularidades, por ejemplo: “Qué no vienen a comer”.
         De Ponciano, se sabe que le gusta ganar, que su mujer cada vez que él se compra un nuevo palo o se inscribe en un torneo, ella se compra un par de vestidos, aunque sean de mercadillo. Tiene el armario repleto, algunos sin estrenar.
         Al parecer como todo en la vida, el respeto es algo fundamental también en este deporte. Un día luminoso del mes de abril, después que la lluvia ha regase con gran generosidad la hierba, los tres amigos adentrados en el campo allá por el hoyo 11 discuten: “si par o no par”. El sol relucía sobre sus cabezas cubiertas por la gorra. Enzarzados en la jugada sobre el Green, “qué si había sido un albatros, qué si una corbata, qué ese no es tu hándicap…” Ponciano lanzó los palos de forma bastante airada y un tanto violenta sobre los amigos. No era la primera vez, pero sí sería la última. Se fue del campo echando exabruptos de todos los colores. Justino y Dámaso no le volvieron a llamar.
          Cuando llegó a su casa se encontró una nota sobre la mesita de la entrada. “Estoy hasta las narices de comprarme trajes, no me da tiempo a estrenarlos”. Él aún seguía rumiando, si la jugada había sido “bajo par”. Su mujer nunca volvió.

_________________________________________________________________________________
         Quiero compartir con todos este relato que no ha sido seleccionado por La Esfera Cultural en la convocatoria de "Con un par de narices"... Otra vez será.
                  ¡ Enhorabuena a los finalistas y por narices que gane el mejor!

          

miércoles, 11 de abril de 2012

CADA DÍA




       Mirar por la ventana con una taza de café con leche humeante asida entre mis manos frías y, notar el calor que desprende la porcelana china, supone la sensación de despertar cada día. Untar de mantequilla el pan de ayer tostado, un ritual. Añadir una buena cucharada de mermelada de ciruela casera es inferir la energía necesaria para ponerme en pie. Un sorbo del contenido de la taza o un bocado a la tostada paladeando tranquilamente el desayuno, algo obligatorio, además de necesario en mi vida. 
         Soy el voyeur del amanecer de cada mañana. Veo las grúas plantadas en el solar que pronto será un edificio; a los barrenderos que fuman un pitillo cuando salen del bar para después iniciar el trabajo sobre las aceras llenas de hojas, hijas del otoño. Miro otras ventanas que  van encendiéndose como pantallas luminosas hacia el exterior oscuro del naciente e imprevisible nuevo día. Suben las persianas despacio en otras terrazas y balcones, las rendijas dejan pasar la luz de la lámpara se puede intuir que nuevas vidas cotidianas se ponen en pie con diversos y variados asuntos imposibles de adivinar.  
         Me ducho, me visto y salgo a la calle. Todos cada día hacemos algo parecido, igual, diferente, semejante. “Sinónimos de existencias que quizá no se encontraran en el camino jamás”. Musitó Gregorio al poner el pie en el portal de la calle
Gracias, Juanlu 

Aquí: Dibujando sueños (siempre sus magnificas ilustraciones)







Hoy también he concurrido con un relato titulado "Por fin" en La Triple C      al Concurso del mes de abril a partir de una imagen de Juanlu. Esta ilustración  en la portada de una  Antología de Triple C.
¡Todo un honor!

lunes, 9 de abril de 2012

sábado, 7 de abril de 2012

TIENE QUE LLOVER

 Hoy las nubes algodonosas han paseado llevadas por un viento lento de un viernes de abril que, al menos por aquí nada de "aguas mil"




 Aquí: ... A cantaros (Pablo Guerrro)